Cómo se toma la espirulina y para qué sirve?

Es un suplemento que se utiliza para complementar la alimentación y disfrutar de los beneficios que aporta a nuestro organismo. Pero, además, se ha detectado que la Espirulina es efectiva para adelgazar y, por eso, muchas personas han empezado a incluirlo en sus dietas de adelgazamiento.

Cómo se toma la espirulina y para qué sirve?

Es un suplemento que se utiliza para complementar la alimentación y disfrutar de los beneficios que aporta a nuestro organismo. Pero, además, se ha detectado que la Espirulina es efectiva para adelgazar y, por eso, muchas personas han empezado a incluirlo en sus dietas de adelgazamiento. Algo más asentada está la idea de que los suplementos de espirulina mejoran el estado de quienes sufren rinitis alérgica. Lo que muchos no conocen es su aplicación para adelgazar, así como sus usos y posibles efectos adversos.

El término "superalimento se ha utilizado para referirse a la espirulina en muchas ocasiones y se ha popularizado en el lenguaje cotidiano. Y si lo tuyo es el gym, la espirulina también se convertirá en tu mejor amiga pues mejora la resistencia y aumenta la fuerza muscular. La presión sanguínea es otro de las dolencias que, al parecer, ayuda a combatir esta alga, aunque hay que tomar dosis bastante elevadas, de unos 4,5 gramos diarios, para obtener resultados. En ese caso, los suplementos de espirulina afectarían a la piel y la musculatura, aunque se considera poco probable.

Se considera que uno de los factores que provoca enfermedades del corazón es la oxidación del colesterol LDL (malo), y se cree que los antioxidantes de la espirulina son particularmente efectivos para reducir la oxidación de lípidos, tanto en personas como en animales. La espirulina en sí no es un alga productora de toxinas, pero en el proceso de recolección se pueden colar otras que sí lo son. Las microalgas como la espirulina podrían formar parte de este grupo debido a la facilidad que tienen de crecer prácticamente en cualquier ambiente con luz. Aunque en el mundo occidental se conoce desde hace bastante menos, concretamente empezó a hablarse de la espirulina cuando la NASA se propuso incluirla en la dieta de los astronautas.

En el caso de que la tomes en su formato en polvo, la mejor manera de incluirla en tus hábitos es añadiendo 1 cucharada a preparaciones líquidas como, por ejemplo zumos o infusiones. Esto se produce a través de las aguas de las que se extraen, por lo que se recomienda adquirir los suplementos de espirulina de fuentes de confianza, porque la contaminación es relativamente frecuente y si no se detecta y se elimina puede pasar a las píldoras y polvos que se comercializan. Es decir, en función de la cantidad de luz que está recibiendo, la espirulina almacena esta grasa como si fuera su propia reserva energética. Incluso, en 1993 la OMS se pronunció a favor de la espirulina como un suplemento nutricional y la revolución que podía suponer en ciertas zonas del planeta donde los suelos son bastante infértiles y existen problemas de desnutrición.