¿Cuántas pastillas de espirulina debo tomar al día?

Se recomienda una cantidad diaria de entre 3 y 5 gramos, dependiendo del peso. Esto equivale a una cucharada pequeña de Espirulina en polvo o de 6 a 10 comprimidos de 500 mg.

¿Cuántas pastillas de espirulina debo tomar al día?

Se recomienda una cantidad diaria de entre 3 y 5 gramos, dependiendo del peso. Esto equivale a una cucharada pequeña de Espirulina en polvo o de 6 a 10 comprimidos de 500 mg. Añade 1 cucharada a preparaciones líquidas como, por ejemplo zumos o infusiones (Pixabay). Lo recomendable es no ingerir una cantidad mayor a los cinco gramos.

Este es el equivalente a una cucharada pequeña de polvo de espirulina. Cabe destacar que siento un alga podría afectar a algunas las personas alérgicas. Algunas personas podrían experimentar algunos efectos secundarios como dolor de estómago, erupciones y mucha sed. Algo más asentada está la idea de que los suplementos de espirulina mejoran el estado de quienes sufren rinitis alérgica.

La presión sanguínea es otro de las dolencias que, al parecer, ayuda a combatir esta alga, aunque hay que tomar dosis bastante elevadas, de unos 4,5 gramos diarios, para obtener resultados. Por último, dentro de los beneficios de la espirulina para adelgazar debemos apuntar que se trata de un ingrediente ideal para desintoxicar el cuerpo y depurar órganos como los riñones y el hígado. Uno de los campos científicos más interesado en la espirulina es el de la alimentación, ya que se considera una buena alternativa de futuro. El problema es que, al no tratarse de medicamentos, no pasan los controles necesarios a que se someten estos y lo cierto es que se han encontrado lotes de espirulina contaminada con microcistinos en diversos países.

Si no te agrada tanto la idea de tomarla sola disuelta en agua, también puedes agregar la dosis de polvito en tus licuados o jugos. Nunca debes excederte de la cantidad recomendada pues un exceso de espirulina puede traer consecuencias negativas al organismo como, por ejemplo, mareos, picazón, molestias estomacales, fiebre. Esto se produce a través de las aguas de las que se extraen, por lo que se recomienda adquirir los suplementos de espirulina de fuentes de confianza, porque la contaminación es relativamente frecuente y si no se detecta y se elimina puede pasar a las píldoras y polvos que se comercializan. En el caso de que la tomes en su formato en polvo, la mejor manera de incluirla en tus hábitos es añadiendo 1 cucharada a preparaciones líquidas como, por ejemplo zumos o infusiones.

Y si lo tuyo es el gym, la espirulina también se convertirá en tu mejor amiga pues mejora la resistencia y aumenta la fuerza muscular. Además, una buena dosis de espirulina refuerza el sistema inmunológico y mejora la función renal y hepática. La espirulina principalmente se consume a modo de suplemento alimentario, ya que aporta una gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales para el organismo. Aunque en el mundo occidental se conoce desde hace bastante menos, concretamente empezó a hablarse de la espirulina cuando la NASA se propuso incluirla en la dieta de los astronautas.

La espirulina destaca debido a su alto contenido en proteínas, ácidos grasos naturales, y vitaminas E y B. Una cucharada de espirulina deshidratada tiene 4 gramos de proteínas, lo que significa un 60% sobre su peso; un 11 e vitamina B1, un 15 e B2, un 4 e B3, un 21 e cobre y un 11 e hierro. La espirulina en sí no es un alga productora de toxinas, pero en el proceso de recolección se pueden colar otras que sí lo son.