Qué efectos secundarios tiene la espirulina?

La Espirulina es un alimento y no un medicamento. Su consumo es seguro en las dosis adecuadas y no se han descrito efectos adversos graves.

Qué efectos secundarios tiene la espirulina?

La Espirulina es un alimento y no un medicamento. Su consumo es seguro en las dosis adecuadas y no se han descrito efectos adversos graves. No obstante, pueden presentarse efectos secundarios, como erupción de la piel, sed, estreñimiento. La alergia es un motivo para evitar la espirulina.

Se ha comprobado que los alérgicos a cualquier producto son más susceptibles de tenerla a esta cianobacteria. Si al tomarla se sufre dolores de cabeza, náuseas, insomnio y otros síntomas molestos, es preferible dejarla. Los efectos adversos suelen aparecer en casos en los que se toma espirulina de manera excesiva o si tienes alguna condición crónica que afecte tu salud y por la que te mediques. Entre sus efectos positivos destacamos su capacidad para reforzar nuestras defensas, su acción antioxidante y sus propiedades para depurar el organismo.

Sin embargo, si la tomamos en exceso o la combinamos con ciertos fármacos, esta alga puede resultar contraproducente y provocarnos efectos adversos. De no ser así, es posible que hagamos un mal uso de esta alga dándonos lugar a una serie de efectos contraproducentes a lo que estamos buscando. La espirulina es un producto natural, pero eso no quiere decir que no tenga efectos secundarios y que su consumo excesivo no pueda darnos lugar a diferentes complicaciones. Este suplemente contiene un gran valor nutritivo, además de de contar con poderosos efectos saciantes para aquellas personas que quieren comer menos y bajar de peso.

Se considera que uno de los factores que provoca enfermedades del corazón es la oxidación del colesterol LDL (malo), y se cree que los antioxidantes de la espirulina son particularmente efectivos para reducir la oxidación de lípidos, tanto en personas como en animales.