¿Cómo consumir la espirulina en cápsulas?

Podemos tomar la espirulina en polvo, mezclada con agua o con alimentos, en cápsulas o comprimidos. La dosis para empezar a tomarla es de 500 mg o 1 g, de 1 a 3.

¿Cómo consumir la espirulina en cápsulas?

Podemos tomar la espirulina en polvo, mezclada con agua o con alimentos, en cápsulas o comprimidos. La dosis para empezar a tomarla es de 500 mg o 1 g, de 1 a 3. Disponible en cápsulas, tabletas o polvo, la espirulina es un cóctel compuesto por varios nutrientes y antioxidantes que pueden beneficiar a su cuerpo y cerebro.

La espirulina debe ser consumida como cualquier otro suplemento alimenticio. La ingesta de este producto por sí sola no garantiza que las personas adelgacen. No se trata de una solución mágica sino de un complemento útil para reforzar la dieta y el ejercicio. Podrás encontrar espirulina en cápsulas o tabletas, y también en polvo para añadir a las recetas.

La espirulina es un alga unicelular (azulverde) rica en proteínas, vitaminas, minerales y oligoelementos. En polvo, cápsulas o tabletas, la espirulina se puede utilizar como complemento de una dieta equilibrada. La toma de la espirulina deberá ser progresiva, es decir, empieza con una dosis más baja y, poco a poco, puedes ir aumentando hasta alcanzar el máximo de 5 gr al día. Por último, dentro de los beneficios de la espirulina para adelgazar debemos apuntar que se trata de un ingrediente ideal para desintoxicar el cuerpo y depurar órganos como los riñones y el hígado.

La espirulina destaca debido a su alto contenido en proteínas, ácidos grasos naturales, y vitaminas E y B. Se le conoce como "el alga de los astronautas y esto es porque se estudia la posibilidad de producirla fuera de la tierra. Además, una buena dosis de espirulina refuerza el sistema inmunológico y mejora la función renal y hepática. Lo que muchos no conocen es su aplicación para adelgazar, así como sus usos y posibles efectos adversos.

Nunca debes excederte de la cantidad recomendada pues un exceso de espirulina puede traer consecuencias negativas al organismo como, por ejemplo, mareos, picazón, molestias estomacales, fiebre. La espirulina principalmente se consume a modo de suplemento alimentario, ya que aporta una gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales para el organismo. En el caso de que la tomes en su formato en polvo, la mejor manera de incluirla en tus hábitos es añadiendo 1 cucharada a preparaciones líquidas como, por ejemplo zumos o infusiones. Aunque contiene vitamina B12, su consumo no aumenta el nivel de esta vitamina en la sangre, ya que no tiene el formato bioactivo que necesita el cuerpo para absorberla.

Y si lo tuyo es el gym, la espirulina también se convertirá en tu mejor amiga pues mejora la resistencia y aumenta la fuerza muscular. La espirulina contiene clorofila, proteínas de alto valor biológico, vitaminas, los principales minerales, ácidos grasos esenciales, ácidos nucleicos (ADN y RDN), polisacáridos y un interminable espectro de antioxidantes.