¿Cómo tomar clorofila con espirulina?

Por su riqueza en clorofila, la espirulina es una gran detoxificadora de la sangre, y su elevado valor nutricional la ha convertido en un superalimento reconocido por las Naciones Unidas para combatir la anemia y la malnutrición. La NASA incluso la da como suplemento a sus astronautas.

¿Cómo tomar clorofila con espirulina?

Por su riqueza en clorofila, la espirulina es una gran detoxificadora de la sangre, y su elevado valor nutricional la ha convertido en un superalimento reconocido por las Naciones Unidas para combatir la anemia y la malnutrición. La NASA incluso la da como suplemento a sus astronautas. Si no te agrada tanto la idea de tomarla sola disuelta en agua, también puedes agregar la dosis de polvito en tus licuados o jugos. En el caso de que la tomes en su formato en polvo, la mejor manera de incluirla en tus hábitos es añadiendo 1 cucharada a preparaciones líquidas como, por ejemplo zumos o infusiones.

En este artículo vamos a descubrirte cómo tomar Espirulina para adelgazar y que, así, conozcas el modo de uso y los beneficios que te aporta esta alga en tu objetivo de pérdida de peso. Así, en hipertiroidismo estaría contraindicada, mientras que las personas con hipotiroidismo podrían tomarla en pequeñas dosis. La espirulina contiene clorofila, proteínas de alto valor biológico, vitaminas, los principales minerales, ácidos grasos esenciales, ácidos nucleicos (ADN y RDN), polisacáridos y un interminable espectro de antioxidantes. Nunca debes excederte de la cantidad recomendada pues un exceso de espirulina puede traer consecuencias negativas al organismo como, por ejemplo, mareos, picazón, molestias estomacales, fiebre.

La toma de la espirulina deberá ser progresiva, es decir, empieza con una dosis más baja y, poco a poco, puedes ir aumentando hasta alcanzar el máximo de 5 gr al día. Dos de las especies de espirulina más utilizadas para alimentación tanto humana como animal son Arthospira platensis y Arthospira maxima.