¿Qué cantidad de espirulina se debe tomar al día?

Podemos tomar la espirulina en polvo, mezclada con agua o con alimentos, en cápsulas o comprimidos. Lo recomendable es no ingerir una cantidad mayor a los cinco gramos.

¿Qué cantidad de espirulina se debe tomar al día?

Podemos tomar la espirulina en polvo, mezclada con agua o con alimentos, en cápsulas o comprimidos. Lo recomendable es no ingerir una cantidad mayor a los cinco gramos. Este es el equivalente a una cucharada pequeña de polvo de espirulina. Cabe destacar que siento un alga podría afectar a algunas las personas alérgicas.

Algunas personas podrían experimentar algunos efectos secundarios como dolor de estómago, erupciones y mucha sed. En ese caso, los suplementos de espirulina afectarían a la piel y la musculatura, aunque se considera poco probable. La toma de la espirulina deberá ser progresiva, es decir, empieza con una dosis más baja y, poco a poco, puedes ir aumentando hasta alcanzar el máximo de 5 gr al día. La presión sanguínea es otro de las dolencias que, al parecer, ayuda a combatir esta alga, aunque hay que tomar dosis bastante elevadas, de unos 4,5 gramos diarios, para obtener resultados.

Numerosos expertos consideran la espirulina como un ingrediente imprescindible en dietas de adelgazamiento. Viendo todos los beneficios que puede tener la espirulina en su justa medida, no es raro que tanto ONU, la NASA y la Organización Mundial de la Salud (OMS) hayan recomendado su consumo. La espirulina destaca debido a su alto contenido en proteínas, ácidos grasos naturales, y vitaminas E y B. Por último, dentro de los beneficios de la espirulina para adelgazar debemos apuntar que se trata de un ingrediente ideal para desintoxicar el cuerpo y depurar órganos como los riñones y el hígado.

En el caso de que la tomes en su formato en polvo, la mejor manera de incluirla en tus hábitos es añadiendo 1 cucharada a preparaciones líquidas como, por ejemplo zumos o infusiones. Otra cosa es que sus partidarios la consideren prácticamente un remedio milagro para una enorme cantidad de enfermedades, algunas de ellas muy graves. La espirulina en sí no es un alga productora de toxinas, pero en el proceso de recolección se pueden colar otras que sí lo son. Además de cantidades considerables de magnesio, potasio y manganeso, vitamina E, betacarotenos, y otras cantidades más pequeñas de prácticamente todos los nutrientes necesarios para vivir.

Disponible en cápsulas, tabletas o polvo, la espirulina es un cóctel compuesto por varios nutrientes y antioxidantes que pueden beneficiar a su cuerpo y cerebro. Si no te agrada tanto la idea de tomarla sola disuelta en agua, también puedes agregar la dosis de polvito en tus licuados o jugos. Perteneciente a la familia de las algas, la espirulina es un producto que en los últimos años se está considerando como uno de los suplementos más beneficiosos para la salud. Aunque en el mundo occidental se conoce desde hace bastante menos, concretamente empezó a hablarse de la espirulina cuando la NASA se propuso incluirla en la dieta de los astronautas.

En este sentido, el consumo de espirulina puede llegar a interaccionar con medicamentos que estemos tomando, alterando su eficacia.